Se amparan exdelegados de la CROC, de Martín de la Cruz, contra abusos de sus líderes

Saldrá a la luz todo el “cochinero” con que la CROC, de Martín de la Cruz, “ordeñan” las propinas de los trabajadores

Exdelegados de varios hoteles que trabajan con el sindicato de la Confederación Obrera y Campesina (CROC), de Martín de la Cruz, presentaron un amparo en contra de este gremio patronal, por denuncias falsas en un intento de criminalizar su trabajo y acusarlos de robo de propinas o fraude cuando como delegados solo obedecieron órdenes y sirvieron a sus líderes croquistas.

Jorge E. A.M y José J.M.G. exdelegados del hotel Xcaret México, quienes fueron denunciados hace unos días de haberse robado dos millones de pesos de propina, por una presunta Comisión Revisora de las Propinas al servicio de la CROC, de Martín de la Cruz, recibieron la protección de la justicia ante estos hechos.

Los acusados señalaron que se trata de un montaje de la CROC, de Martín de la Cruz para incriminarlos y tratar de desviar la atención sobre la opacidad e irregularidades con que se desglosan las propinas para beneficiar a los líderes croquistas quienes se llevan una buena tajada.

Tras recibir el amparo y protección, señalaron que han salido a dar la cara para defenderse de acusaciones falsas y por ello llegarán hasta las últimas consecuencias para que se investigue quiénes son los que verdaderamente se enriquecen con las propinas de los trabajadores afiliados a la CROC de Martín de la Cruz.

Recordaron que solo en el hotel Xcaret México van 14 delegados corridos desde que se reabrió el hotel tras el cierre por la pandemia, en junio de 2020, todos por no prestarse a la “ordeña” y rasurada de la propina a la que los líderes croquistas obligan a sus delegados.

El modus operandi de la CROC, de Martín de la Cruz, denunciaron, es que como delegados debes desglosar la propina de manera amañada, para sacar una parte en efectivo que es entregada a los líderes cada “miércoles de propinas” para después dispersar lo que sobra entre los trabajadores.

Te recomendamos leer: Atenta Dakatso contra medio ambiente de la Riviera Maya

Los delegados que no acatan estas reglas, son acosados, perseguidos, amenazados y en algunos casos golpeados y después destituidos injustificadamente.

Se trata acusan, de un contubernio que existe entre los gerentes hoteleros y el sindicato de Martín de la Cruz para forzar a los delegados a “ordeñar” la propina, para luego correrlos y boletinarlos para que nadie le de trabajos en los hoteles afiliados a la CROC.

Con amparo en mano, los ahora denunciantes dejaron entrever que se trata de una mafia sindical, con muchos intereses económicos y un efectivo mecanismo de robo de propinas, incluida una empresa pagadora de la misma CROC de Martín de la Cruz, para sangrar el dinero impunemente de los trabajadores de todos los hoteles con que operan sus contratos colectivos.

Write a comment